Cifuentes Ley Mordaza

Oh, blanca Navidad. CIFUENTES. Sobre la Ley Mordaza de Cifuentes.

2:44Ángel López González


Recuerdo perfectamente que ya el primer día que vi el cartelón, me llamó la atención. A pesar de que iba con prisa, era inevitable no verlo. Lo primero que pensé, es “vaya tío feo han puesto ahí”. Acostumbrado a ver a cracks del futbol o modelos de infarto anunciando perfumes, llamaba la atención. También pensé en la pasta que se iban a embolsar los propietarios del edificio. En varias ocasiones he revisado esos contratos publicitarios para Comunidades y son muy jugosos, y eso que los míos no eran en calles tan comerciales. Por lo demás, leí el mensaje: “Oh, blanca Navidad… NARCOS”, y en general me pareció desagradable, pero no le di mucha más importancia. No la tenía.


Unos 15 días después, ya en plena Navidad, iba con un poco más de tiempo y lo mire justo desde la puerta de la Sede de la Comunidad de Madrid, la antigua casa de Correos, a cuyo reloj, en unos días, todos los españoles dirigiremos nuestras miradas. Fue desde el lugar exacto desde el que tomé esa foto. Una señora ya mayor, supongo que me debió ver, porque exclamó a mi lado: “menuda vergüenza, poner ahí eso, en plena Navidad, deberían prohibirlo”.

Pensé que si bien es posible que fuera desagradable, no era algo tan grave como para prohibirlo. Pensé también que para alguien que se toma la Navidad con fervor religioso, quizás le suponía una cierta ofensa. Podía entender a esa persona. También me di cuenta de que, en ese preciso instante, quizás 300 o 400 personas  –seguramente me quedo corto pues está en plena Puerta del Sol– estarían mirando aquel cartelón, y que era probable, que a cada una de ellas, le estuviera ocasionando una sensación diferente, con su propia opinión sobre sí debería estar o no prohibido un cartelón como ese, con un mensaje como ese.

Lo cierto es que analizado con cierta objetividad el cartelón no dice gran cosa. “Oh, blanca Navidad…NARCOS” que según creo es una serie de televisión. Podía decir, perfectamente, si me permiten la broma, “pero mira como beben los peces en el rio” “o dale a la zambomba María que me voy a emborrachar”, pero dice lo que dice, y bien es cierto que a nadie se le escapa que hace un juego de palabras bastante ingenioso con el famoso villancico de la blanca navidad y la cocaína, pues al parece de eso va la serie. De drogas y narcotráfico, y de ahí lo de “NARCOS”.   

¿Se debería prohibir? 

Pues insisto cada uno tendrá su opinión. Pero si se debe prohibir eso, se deberían prohibir tantas cosas, o mejor dicho, se podrían llegar a prohibir tantas cosas, y sobre todo, ¿Cuál es la opinión que sirve para prohibir algo?

Y de ahí, y posiblemente de que tenía a mis espaldas la Sede de la Comunidad de Madrid, me acordé de la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y de su “Proyecto de Ley sobre la Igualdad de Trato y la Protección contra las Acciones de Incitación al Odio, la Discriminación y la Intolerancia” aprobado hace solo unos días por el Ejecutivo autonómico para su tramitación en la Asamblea de Madrid, y bautizado en las redes como "La Ley Mordaza de Madrid" y me dio por pensar si encajaría en dicho texto y si a través del mismo se podría sancionar al responsable del cartelón.

Vamos a verlo:

El artículo 35 del proyecto establece como sanción:


Por lo tanto y como vemos, está tipificado, como sanción grave, realizar actos de intolerancia en cualquier de los ámbitos a que hace referencia el artículo 3 de la Ley.

¿Y qué nos dice el artículo 3?

Pues que la Ley se aplica a cualquiera que esté dentro de la Comunidad de Madrid y que se aplica, entre otros, a los ámbitos de medios de comunicación, internet, redes sociales y publicidad. Aquí lo tenemos:

Y ya solo nos queda saber, qué entiende la Ley por por actos de intolerancia: 

Les pido que vuelvan a leerlo. 

Vamos que si consideramos que el cartelón molesta a alguien, la conducta es sancionable, dado que se considera un acto de intolerancia: los hechos o manifestaciones que impliquen falta de respeto a las personas, a su dignidad, o a sus convicciones u opiniones. Telita, que Cristina Cifuentes quiere prohibir prácticamente el discutir. Dice, rechazo a convicciones u opiniones. Bueno discutir, yo creo que igual deja, pero sin faltar al respeto al tiempo que se discute. Ojo a hacer un mal gesto.  

Blanco y en botella (ufff, igual con esto estoy faltando al respeto a la anterior Alcaldesa de Madrid), que el cartelón, es una falta de respeto a las personas que son muy religiosas o que se toman la Navidad muy en serio.

Y la sanción la tenemos en el artículo 36.3, que dice:
Hasta 45.000 euros. Sale barato. Cuidado. 

Resulta evidente, que el cartelón puede ser sancionado, pero es que el mismo mensaje puesto en simple tweet también, pues reúne las mismas características. Piensen de hecho, que una simple guasa (falta de respeto) a un seguidor del Atletí, en un simple tweet, ya supone eso, una falta de respeto para una persona en sus convicciones. Ya saben que algunos se toman el futbol como una religión.

En definitiva, el Proyecto de Ley no es una Ley Mordaza, es una "Autentica Barbaridad Jurídica", que no hay por dónde cogerla, ni por lo que respecta a sus cuestiones técnicas y legales (falta de regulación por Ley Orgánica, Incompetencia Autonómica, generalidades, indeterminación, duplicidades con otros normativas penales y administrativas, non bis in idem, etc..), ni por lo que respecta a su utilización real tiene el más mínimo sentido.

Es tan mala la Ley, que sospecho que no es ni consecuencia de la malicia. Es simple principio de Hanlon, que ya saben ustedes que dice que “nunca atribuyas a la maldad lo que puede ser explicado por la estupidez”. Creo que es simple estupidez humana, de unos políticos (PP y PSOE de Madrid), que sin tener ni idea se ponen a hacer una Ley, según se ha dicho en prensa tomando las sugerencias de una Asociación, que igual tiene muy buena voluntad, pero que de leyes y derecho tampoco están muy puestos, lo que provoca que para protegernos de intolerantes, nos carguemos el principio fundamental de la libertad de expresión. Casi nada. 

Esperemos, que alguien con dos dedos de frente, le diga a Cristina Cifuentes que ha metido la pata pero hasta el fondo y que esta barbaridad jurídica no debe ver la luz. En otro caso, estoy convencido de que los abogados tumbaremos todas las sanciones que se pongan en relación a esta Ley en los Juzgados, pues la norma es tal despropósito jurídico que no hay por dónde cogerla. Si bien esto no impedirá denuncias y molestias a los sancionados, y cierta autocensura a la libertad de expresión por miedo a esas molestias. Y esto es es muy grave. Oh, blanca Navidad. Cifuentes.

Angel López.
Abogado

Nota adicional: Puede accederse al texto integro en Proyecto de Ley este enlace, y les recomiendo que lean el Informe de la propia Abogacía de la Comunidad de Madrid, que en términos coloquiales y resumiendo mucho, viene a decir que la Comunidad de Madrid carece de competencia para regular sobre esto y que es todo un disparate que no se sostiene jurídicamente. Oh, Blanca Navidad, a Cifuentes, le ha dado lo mismo la opinión de sus propios juristas. 

Pongo a continuación algunos extractos, pero les aseguro que son 23 páginas, todas ellas, más o menos, con  criticas tan graves como las que extracto abajo.

Otra cosa, si les ha gustado, por favor compártanlo en sus redes sociales, tienen abajo botones para ello. Gracias, Oh, y blanca, negra, rosa verde o amarilla, que tengan una feliz Navidad.

Extractos de la Abogacía de la Comunidad de Madrid:
*****

****

****

****



También podría gustarte

0 comentarios

Si lo desea, no dude en comentar. Tras su revisión, el comentario será publicado.

Posts más leídos

Entrada destacada

Las Entidades Urbanísticas de Conservación. Breve aproximación a esta persona jurídica.

Una de nuestras especialidades son las Entidades Urbanísticas de Conservación (EUC), o mejor dicho, nuestra experiencia nos ha llevado a ...

Formulario de contacto: Deshabilitado. Use el correo letradomadrid@gmail.com