abogacia compañeros

Querido compañero explotador:

3:05Ángel López González


Querido compañero explotador:

Me dirijo a ti tras una larga conversación con un amigo. Sí, a ti, compañero.

Compañero, es una palabra hermosa, que te gusta usar y que seguro has empleado varias veces para dirigirte a mi amigo.

La utilizas cuando vas a esos cursos chulos que te pagas, la dices cuando hablas con otros abogados en el Colegio o en ese club de juristas que te cuesta una pasta y al que vas todos los jueves por la tarde. Incluso en los juzgados. Ahí lo haces habitualmente en referencia a los compañeros de la parte contraria y algunas veces en relación a mi amigo: "a la vista previa vino mi compañero en sustitución mía", le explicas así a su Señoría que mi amigo te paso la vista previa, al tiempo que te disculpas de no estar muy al tanto de lo que allí pasó.

Lo malo es que ti, la palabra compañero, te viene muy grande. Enormemente grande.

Me cuenta mi amigo y compañero que se largará en cuanto pueda, que está aprendiendo bastante y que hasta se encuentra a gusto, a pesar de que sobrepasa las 50 horas semanales de duro trabajo, pero que claro, con 600 euros al mes, pues como bien sabes, no es que no llegue a fin de mes, es que ya pasar la quincena es toda una hazaña para él.

Además, el chaval tiene su orgullo. Su primo, el que no estudió, que se vino del pueblo con él y está de cajero también aquí en un supermercado de Madrid, gana más. Y eso no es normal. 

Y no me vengas con la evasiva esa de que no da para más la cosa. Que has cambiado de coche hace 6 meses. ¡Y vaya coche! ¿Y esos viajes que te metes? Y además, oye, ¿si no da para más, por qué te coges todos los puentes y te vas el primero del despacho? No me cuentes excusas que me las conozco.

No. Ya no es tan joven, ya no es un pasante, es un abogado, uno experto, muy bueno. ¿O no les dices eso a todos los clientes? ¡Joder, macho! Qué es un licenciado, con máster, idiomas… y con novia, que se quieren casar, tener familia…vamos vivir, nada de lujos…vivir.

Así que, déjate de rollos. Y no me digas que tú también pasaste por eso. Qué bien que decías que era un cabrón. ¿Cómo le llamabas? ¿El tirano? ¿El maldito explotador? ¿O ya no te acuerdas?

Lo peor es que me cuenta que es bastante habitual. Que otros compañeros que conoce están más o menos igual. Que solo encuentran trabajos de ese estilo. Y entonces le interrumpe María, que estaba escuchando la conversación y se anima a contar que lo suyo como personal de apoyo es casi peor. Que estuvo cuatro meses trabajando para unos procuradores y que todos los meses le prometían darla de alta, pero no lo hacían…y que cobrar…le han dejado tres meses a deber. Tres de cuatro. Y que donde está ahora, un despacho donde el abogado que menos cobra se lleva 4.000 euros al mes, ya lleva uno y no ha visto un euro, y sigue sin contrato. Y nos jura, que si siguen así se marcha, porque otra vez no se van a reír de ella… Y nos quedamos todos en silencio porque todos sabemos que no se marchará. Rompe la pausa otro compañero, Javier, para apostillar que con las aseguradoras la cosa no es mucho mejor, mil euros mes y a base de echar muchas horas.

Pero volvamos a ti, abogado. Si abogado porque compañero ya te he dicho que te viene muy grande así que no te lo voy a llamar más. Haz lo que tengas que hacer, lo que creas que tienes que hacer o lo que te interese. Pero, te voy, a pedir una cosa. Ten la poca decencia de no volver a llamar compañero a mi amigo, y por supuesto, no me lo llames tampoco a mí. ¿Vale? Porque ni lo somos, ni tú tienes nada de compañero. A lo más, eres un compañero explotador.

Ángel López
Abogado

Nota: Compártelo, que igual no sirve de mucho, pero por lo menos el destinatario ya sabe lo que es.

También podría gustarte

0 comentarios

Si lo desea, no dude en comentar. Tras su revisión, el comentario será publicado.

Posts más leídos

Entrada destacada

Las Entidades Urbanísticas de Conservación. Breve aproximación a esta persona jurídica.

Una de nuestras especialidades son las Entidades Urbanísticas de Conservación (EUC), o mejor dicho, nuestra experiencia nos ha llevado a ...

Formulario de contacto: Deshabilitado. Use el correo letradomadrid@gmail.com